Archivos de la categoría ‘“El fútbol según EA Sports: FIFA”’

FIFA12

Publicado: 19/10/2011 de ruben88fisio en "El fútbol según EA Sports: FIFA", Deportivo, Play Station 3

9,5/10

“El físico sí importa”

Tal vez por la buena dinámica positiva de los últimos años o quizás por la seguridad que aporta una compañía como Electronic Arts, nadie dudó ni por un momento que EA tendría nuevamente algo grande entre manos para el mes de Septiembre cuando el nuevo FIFA de cada temporada saliese a la luz. Que EA ha dado con la tecla en la nueva generación (Desde FIFA 08) no es necesario mencionarlo, aunque no es menos cierto que desde FIFA 10 los  cambios se han sucedido con cuentagotas. Sin embargo, ésto es lo que ocurre cuando consigues un producto cuasiperfecto, sobre el cual solo tienes que ir realizando mejoras año tras año, siguiendo la buena línea de escucha a los aficionados, a los que verdaderamente pueden juzgar el producto, por encima de beta testers o de redactores de publicaciones especializadas, EA siempre escucha a sus fans y los resultados son más que evidententes.

Para este año había algo grande entre manos, una bomba, algo que los canadienses llevaban desarrollando desde hacía 2 años, tranquilamente, paso a paso, puliendo defectos y probándolo para sacar el mayor partido posible a su nueva proeza: el nuevo motor de colisiones, el Impact Engine, que ha modificado sustancialmente la forma que teníamos de jugar a FIFA. Sin embargo, la cosa no se queda aquí, FIFA12 lleva la experiencia mucho más allá gracias a una renovación desde los cimientos del juego defensivo, consiguiendo, ahora sí, una verdadera experiencia jugable desde el delantero hasta el portero. Son muchos los cambios que esto implica, ya que ahora de nada servirá hacer la doble presión desde el centro del campo sabiendo que en un 90% de los casos íbamos a recuperar el balón. Ahora hay que medir los tiempos, calcular muchas variables, estudiar los movimientos rivales y hacer la entrada o la cobertura en el momento exacto si no queremos que el contrario pase como una exhalación a nuestro lado, dejando al equipo cojo y en una franca situación de inferioridad defensiva. Esto implica una curva de dificultad mucho más elevada, puede que la mayor de todas las entregas de la saga, ya que nos obliga a “desaprender” (como dicen en ING) para volver a construir nuestras estrategias de juego desde el principio. Sin embargo, tras varios partidos iniciales de absoluta frustración y desesperación al ver que no conseguimos recuperar ni un balón, la sensación de plenitud al hacer un corte in extremis es máxima.

Volviendo al “Impact Engine”, no es algo perfecto, ya que se aprecian fallos medianamente graves (como que dos jugadores de nuestro equipo choquen incomprensiblemente y tarden una eternidad en levantarse) pero por lo general rinde a un grandísimo nivel. Por primera vez, todo es sólido: jugadores, balón, árbitros, porterías… solo se ha observado algún fenómeno extraño en las celebraciones. Esto implica que todos los jugadores tienen un gran “peso físico”, por llamarlo de algún modo y su forma de aproximarse al contrario, la velocidad, la dureza de la entrada o del choque… serán factores determinantes en el éxito o fracaso de una entrada o un robo, pudiendo oscilar entre el fallo más estrepitoso, la falta más descarada o el robo más perfecto jamás visto. Pero esto también es importante en ataque, ya que no será lo mismo bregar con un tanque al estilo Llorente, una pluma como Jesús Navas o un portento como Cristiano Ronaldo. Con cada uno habrá que adoptar una estrategia distinta, haciendo el juego mucho más realista y cerebral. Si el equipo cuenta con un buen cabeceador, buscará las bandas con más ahínco y si el centro del campo es bueno, hará pases tiralineas y se adornará con filigranas. La IA rival sigue sin ser perfecta, pero ha mejorado sustancialmente. El motor de impactos afecta de forma muy realista también a las lesiones, ahora creibles y más frecuentes. De esta forma podemos tener una lesión de rodilla tras una mala entrada, un esguince al caer mal, una conmoción si chocamos fuerte… De todas formas, donde FIFA12 sigue intratable es el multijugador, tanto off como online. Los piques volverán a estar a la orden del día, máxime ahora que las labores defensivas son más complejas, el sistema de filigranas se ha mejorado y pulido y los movimientos de los jugadores con más talento (pases de rabona o de tacón, chilenas y medias voleas) pueden sacar de quicio a más de uno.

El motor gráfico sigue siendo el mismo desde el año 2008, con sutiles mejoras con respecto a la versión del año pasado. Todo luce ahora más coherente y más real, tanto a nivel de efectos de luz, el césped, las equipaciones 100% actualizadas, los estadios, los efectos del agua… Sin embargo no todo el campo es orégano y FIFA sigue adoleciendo de los mismos errores que sus antecesores: la lluvia no cae como debe, las caras siguen sin convencer (para estudiar el caso de CR7 que parece un modelo de cera…), el campo sigue dando un aspecto de vacío… Este último apartado se ha mejorado bastante ya que la ambientación ha sido un apartado en el que EA parece haber hecho mucho hincapié: Escenas introductorias mucho más trabajadas y espectaculares, videos ingame mucho más coherentes, unas gradas más vivas en cuanto a color y movimiento, unos marcadores que reflejan el tiempo de juego y el resultado (en el modo Be a Pro se aprecia perfectamente)… Una serie de mejoras que sientan muy bien al aspecto gráfico del juego.

Los modos de juego se mantienen, dado el nivel de variedad y perfección alcanzados, presentando las mayores novedades en el apartado online. En cuanto al offline, el modo carrera se ha mejorado sustancialmente, ofreciendo ahora una experiencia más cercana a Football Manager, con multitud de opciones y variantes. En este apartado poco más que decir.

Y en cuanto al apartado sonoro, pocas novedades. Banda sonora renovada, que nunca llegará al nivel de las míticas que tuvimos la oportunidad de disfrutar entre Fifa 98 y Fifa Football 2002 (mención especial para la currada banda sonora de FIFA 2000 a cargo de Robbie Williams) sin embargo suena bien y es variada. Los efectos sonoros siguen siendo de lo mejorcito, con un ambiente de estadio mejorado, un balón que suena realista, jugadores que avisan y piden pases, megafonía del estadio… Los comentarios suenan rancios ya, no es que Manolo Lama y Paco González no sean buenos, es que hay líneas de comentario que se repiten desde hace 10 años. No estaría de más volver a meterse en la sala de grabación y añadir variaciones o hacerlos desde 0. Sería de agradecer.

En definitiva, ¿EA Sports ha alcanzado la perfección? Pensando como un aficionado acérrimo, sí. Son muchas las personas que afirman: “Después de lo de este año, ya no pueden sacar nada más…”. Sin embargo, echando la vista atrás y viendo el recorrido de la saga, los altibajos que ha sufrido y la capacidad de mejora que tienen, no. EA aún tiene mucho camino por recorrer. Es cierto que el sistema de juego es el más divertido y completo de la saga, pero sigue sin ser perfecto. La ambientación es un punto en el que pueden aprender mucho de Konami, verdaderos expertos en crear intros y vídeos de celebraciones alucinantes, amén de lo bien que lucen los estadios este año en PES 2012, llenos de vida y con multitud de elementos móviles en pantalla. La recreación de caras es un aspecto mejorable, echamos de menos una banda sonora a la altura de las antiguas, unos comentarios nuevos y sorprendentes… ¿El mejor FIFA entonces? Sí. ¿El juego de fútbol perfecto? Sí, hasta que salga FIFA13, con el que, a buen seguro, se nos caerán los palos del sombrajo nuevamente.

FIFA 2001

Publicado: 03/10/2010 de ruben88fisio en "El fútbol según EA Sports: FIFA", Deportivo, Play Station 2

8/10
“Aunque la mona se vista de seda…”

…Mona de 2ª generación se queda. Y esque hay que reconocer que EA hizo un grandísimo esfuerzo por elevar su franquicia a la categoría de estrella, pero un renovado motor gráfico no sirve si el sistema de juego no varía. Y eso, en esencia, es lo que pasa con este FIFA. A nivel visual, es impactante, pero a nivel jugable… es mas de lo mismo.

Comencemos: FIFA 2001 nos presenta a Mendieta en portada (dona sus movimientos para la captura de éstos también) y en contraportada se nos promete emoción a raudales con un motor gráfico remozado, equipos con equipaciones licenciadas (salvo las publicitadas por Dreamcast), parecidos reales de los jugadores (bastante conseguidos para la época) y nuevas animaciones. Además recuerdo un detalle curioso y es que el CD (o DVD en PS2) tenía una zona de rasca y huele, al acercarte el dedo, olía a hierba. No valía de nada, pero queda curioso. Pero, aparte de eso, esconde un sistema de juego idéntico a los de años anteriores, que nada tiene que ver con el fantástico estilo de juego de ISS Pro Evolution, el cual ya conseguía que muchos dejaran de lado el nuevo FIFA.


Graficamente ya se sabe, era el primer juego de la saga en PS2 y las espectativas eran muy altas. A pesar de que gráficamente quedó rápidamente desfasado (ya que en su versión 2003 se rediseñó desde 0 el motor gráfico), en ese primer año de lanzamiento en la negra de SONY, hizo levantarse a la gente de sus asientos mientras se frotaban los ojos. Mas de un padre (incluido el mío) preguntó que si a esa hora ponían fútbol y que quién jugaba. La verdad que el trabajo de los diseñadores gráficos de EA fue brillante. Era la primera vez que se conseguía dotar de personalidad a todas las equipaciones y con el nuevo procesador de PS2, las caras de los jugadores estaban mas que conseguidas, representando una amplia gama de sensaciones a lo largo del partido. Además se retocaron las condiciones climatológicas, logrando unos partidos nocturnos y con lluvia muy conseguidos. Los estadios comenzaban a estar mas vivos, teniendo gente en los banquillos, seguridad, fotógrafos, presencia física de los liniers… un aumento de gente en pantalla que no afectaba al desarrollo del partido pero sí a la sensación de realidad. Las escenas cinemáticas son sensacionales, consiguiendo que la celebración de cada gol se convierta en un auténtico espectáculo y que ante cada entrada dura temamos la roja por parte del árbitro.


A nivel sonoro, se contó con Moby para la genial banda sonora y en lo demás, seguimos como cada año: Manolo y Paco dando el Do de pecho y un sonido ambiente genial. Podemos escuchar a los jugadores pidiendo el balón, quejándose de una entrada, gritando para celebrar un gol, a los entrenadores dando indicaciones en las bandas… aparte de eso, el público sigue reaccionando de manera realista y consecuente a lo que pasa en el campo.


Pero jugando… se destapan las mismas carencias. Un juego simplón, en el que es muy facil marcar 5 o 6 goles por partido (de hecho había hasta un “truco” en el que se podía marcar de chilena desde el centro del campo) y que a la larga no resulta divertido, salvo que se juegue con algún compañero. Como aliciente, en la Copa del Rey se podía jugar contra equipos de 2ª como el Betis o el Atlético de Madrid, cosa que antes no se podía. Si que es verdad que por contra, el movimiento del balón era mas real y el equipo contrario demostraba algo mas de inteligencia en el campo, pero aún no resultaba suficiente para hacerle sombra al gigante nipón.


Un año mas, FIFA presentaba un juego arcade, divertido en un principio, pero con una vida útil mucho mas corta que su rival y que, poco a poco, iba perdiendo adeptos en detrimento de ISS Pro Evolution. Sin embargo, he de reconocer que, durante los primeros meses, el juego entraba estupendamente bien por los ojos y el espectáculo visual que presentaba era de lo mejor de la época.

FIFA 2000

Publicado: 02/10/2010 de ruben88fisio en "El fútbol según EA Sports: FIFA", Deportivo, Play Station

8/10

“Nuevo milenio, mismo FIFA”

FIFA 2000, Pep Guardiola en portada y Robbie Williams dando voz a una magnífica banda sonora, una de las últimas grandes bandas sonoras de FIFA. La presentación nos muestra unos jugadores en sepia, como si fueran antiguos, quedandose con la boca abierta ante la versión digital de Sol Campbell mientras hace virguerías con la pelota. Sin duda, la voz del británico es lo mejor de esta nueva versión de la franquicia de EA. Y es lo mejor porque una vez que la pelota rueda, asistimos al mismo FIFA, algo más lento, pero con una curva de dificultad que no convence.

Los jugadores en blanco y negro se justifican con la inclusión de equipos clásicos en el juego, algo que le da un toque “retro” al juego al poder disputar partidos con los equipos de antaño. A eso le sumamos mas de 400 equipos repartidos entre 16 ligas licenciadas y las selecciones, un buen editor (¿quién no ha creado al equipo de su clase?) y un modo temporada remozado (en el que se deberán jugar los partidos de Copa doméstica y partidos europeos de Champions) para intentar insuflar algo de aire a los modos de juego.

Gráficamente el juego sigue manteniendo el hilo de las ediciones del 98 y la del 99, presentando unos jugadores en exceso cuadrados, pero que se mueven con cierta soltura (captura de movimientos a cargo de Sol Campbell), con gran cantidad de animaciones. Se aumentó el número de estadios e incluso se incluyó público individual en la versión de PC (en vez de las manchas que poblaban las gradas anteriormente). Se intenta innovar variando el número y tipo de equipaciones (sin escudos ni publicidad aún), mas peinados y tipos de caras… El motor gráfico de los FIFA PSOne ya no daba para mas y la inminente salida de PS2 al año siguiente daba buena fé de ello.

A nivel sonoro ya se ha dicho antes, EA tiró la casa por la ventana contratando a Robbie Williams para su banda sonora consiguiendo unos resultados magníficos. Una BSO de las mejores de la saga. Dentro del estadio, lo mismo que siempre: Los geniales comentarios de Manolo y Paco y un sonido ambiente a la altura, con un público enfervorecido que anima desde el primer minuto hasta el último.

Y en el aspecto jugable… arcade, carreras y disparos a las escuadras. Mientras Konami seguía haciendo fuerte su saga con un estilo simulación acertado que comenzaba a convencer al gran público, EA sigue apostando por el juego de correpasillos en el que es relativamente fácil plantarse delante del portero con un sólo jugador si se dominan los regates y el tempo de carrera. En una temporada alcancé la friolera de 107 goles con Kiko Narváez jugando con el Atlético de Madrid, argumento suficiente para lo que intento explicar. Sin embargo, en los niveles altos de dificultad, perderemos el balón antes de haberlo tocado incluso, lo que provocará la frustración del jugador. Nivel fácil: Goleadas, Nivel difícil: Frustración, ¿por qué termina optando el jugador? Pues por las goleadas. Pero a la larga este planteamiento no resulta divertido.

FIFA 2000 supuso la última entrega en exclusiva para PSOne, ya que 2001 ya tendría su versión de PS2 y la calidad del juego de PSOne se vería mermada, en detrimento de su hermano mayor. Sin embargo, se trata de un juego aceptable, pero que comenzaba a verse ensombrecido por su rival, que este año daría la vuelta a la tortilla con ISS Pro Evolution.


FIFA 99

Publicado: 02/10/2010 de ruben88fisio en "El fútbol según EA Sports: FIFA", Deportivo, Play Station

8,5/10
“Velocidad terminal”

Siempre dicen que si se cambia algo es para mejorar, pero no siempre tiene que ser así. EA apostaba este año por lo que, a mi parecer, se trata de una de las versiones mas arcade de FIFA de todos los tiempos. El resultado… es dispar. Este FIFA 99 tuvo muchísimos adeptos por las dosis de diversión que aportaba, sin embargo, comenzó a tener detractores y comenzaron las primeras migraciones hacia ISS Pro por lo irreal de su planteamiento.

El juego es, en esencia, lo mismo que se vió en el FIFA del año anterior, cambiando a Morientes en la portada y jugando como si los chicos de EA tuvieran prisa por algo. Y es que los partidos se convierten en un auténtico correcalles, un festival de carreras sin ton ni son detrás del balón de un lado a otro del campo. Cierto es que resulta divertido, sí, pero hasta cierto punto. Termina haciéndose un poco tedioso el intentar dar dos pases seguidos para elaborar una jugada y que el contrario te robe el balón y de una carrera se plante en tu área para fusilarte.

Con todo esto, no quiero decir que FIFA 99 sea un mal juego, en absoluto, me aportó muchísimas horas de diversión, pero si que es cierto que ya empezaba a dar los primeros síntomas de lo que luego sería ya algo inevitable: la pérdida del trono futbolístico en detrimento del simulador de Konami, que mejoraba año a año.

Gráficamente, FIFA 99 se presentaba como un FIFA 98 pulido, con bastantes mejoras visuales, 19 estadios muy bien recreados, unos futbolistas vistosos y grandes, que se movían con cierta soltura aunque un poco robóticos (esto no variaría hasta muchos años después) y unas escenas cinemáticas bastante bien realizadas y muy acertadas, como los gestos de enfado tras fallar, las disputas con el árbitro o las divertidísimas celebraciones.

Sonido en FIFA es sinónimo de espectáculo. Nuevamente, una banda sonora de altura y unos Manolo Lama y Paco González sensacionales para poner voz a los partidos que se disputan. Con muchísimas líneas nuevas de diálogo, nunca podré olvidar una frase que escuché de boca de Manolo Lama la primera vez que jugué a FIFA 99 y disputé un derbi Madrid – Barça: “La rivalidad entre estos dos equipos es mas antigua que los bocadillos que venden aquí en el bar”

Simplemente geniales, no hay otro indicativo. El sonido ambiente del estadio es buenísimo y la afición se vuelca y se desgañita animando.

A nivel jugable hay poco que reseñar. Quitaron el modo fútbol sala (mi amado modo futbol sala) para sustituirlo por el Gol de Oro, que daría muchas horas de pique con los amigos. Se añadió la Liga Estelar Europea, para jugar con los mejores equipos del continente… y poco mas. Cuando FIFA 98 aportaba un número considerable de modos y a los jugadores les gustó, ¿para qué cambiarlo? Mención aparte merece el “truco” para marcar goles desde el corner, el cual terminaba por desequilibrar la balanza de cualquier partido en cuanto se aprendía a hacerlo.

Como ya he comentado antes, estamos ya acercándonos al 2º episodio de la historia: el de como EA se duerme en los laureles y Konami le come todo el terreno para hacerse con el liderazgo futbolístico. El cambio de reyes está cerca.

Aquí os dejo la, nuevamente, genial introducciónOpening FIFA 99

9/10
“Diviertete de camino al Mundial”

Fifa 98 representa la que posiblemente sea la mejor edición de FIFA hasta la del año 2009, que se dice pronto. Después de que FIFA 97 se paseara por todas las plataformas sin competencia directa (ya que Konami no lanzó edición futbolística en el año 96) el año 97 se volvía a presentar duro al tener que luchar con  ISS Pro. Esta edición mejoraba en todo a su antecesor y ponía el listón muy alto a sus competidores de Konami, pero eso no lo hace estar exento de fallos.

La celebración del Mundial de Francia de 1998 da lugar a incluir un nuevo apartado que es el de la Fase de Clasificación al Mundial, pudiendo escoger cualquier selección de las que se jugaban su pase a la máxima competición mundial para meterlos en la fase final. Eso significa plantillas actualizadas al detalle y estadísticas de jugadores mas reales que nunca. Aparte de esto, nos encontramos con los clásicos modos de juego de: Partido Rápido, Liga, Copa… Lo típico, volviendo a incluir, eso sí, los magníficos partidos de fútbol sala que tanto gustaron el año anterior.

Gráficamente el juego representa un salto cualitativo increible para la época. Unos estadios bien recreados, perfectamente diferenciables unos de otros tanto a nivel de estructura como de decoración. Los reflejos del sol cuando la cámara se situa detrás de la portería en los saques de puerta son geniales y las escenas cinemáticas le dan al conjunto un aire muy sólido y vistoso. Los jugadores están bien recreados y proporcionados, cierto es que en aquella época el binomio “expresión facial” aún no se escuchaba y que los jugadores no abrían las manos, pero esque era el año 1997 y la Play Station sólo tenía 32 bits.

Sonido… ¡Y llegaron los comentarios en castellano! ¡Y que comentarios! EA Sports tiró la casa por la ventana y contrató a Manolo Lama y Paco González para hacer los comentarios. Los resultados fueron tan positivos que a día de hoy, 13 años después, siguen siendo los mismos los que comentan. Los comentarios son variados, divertidos, técnicos y muy acertados. Cierto es que en muchas situaciones se repiten, como cuando el portero atrapa un disparo en el que en la mayoría de las ocasiones se escuchará a un entusiasmado Manolo Lama diciendo: “¡El balón va a parar a sus manos!”, pero salvando estos pequeños obstáculos, los comentarios rayaban a un nivel sobresaliente en su primera incursión. El sonido ambiente es sensacional, con un público realmente enfervorecido que reacciona ante todas las acciones que se suceden en el terreno de juego. Mención aparte merece la impresionante banda sonora, en especial la magnífica “Song 2” del grupo Blur.

En el aspecto jugable, destaca la variedad de movimientos a realizar, incluyendo además ciertos regates para sortear a los defensas e incluso a los porteros. Sin embargo, es relativamente fácil llegar plantarse delante del portero en 4 o 5 pases hasta en los niveles mas altos de dificultad. Esa es una de las pegas, la curva de dificultad. Se disminuyó mucho la dificultad del juego y con cierta práctica, hasta en nivel Internacional seríamos capaces de derrotar a selecciones potentes con otras menos fuertes. Hay ciertos puntos negros en la jugabilidad que le restan enteros: Bugs como que el portero a veces no coja el balón cuando se aproxima un rival, que se le cuele el balón entre las piernas al cederle el balón con un defensa o que sea casi imposible marcar goles desde fuera del área o con otro jugador que no sea un delantero, hace que la jugabilidad se vea un poco resentida.

Esta entrega abre la moda de incluir jugadores españoles en la portada, que duraría varios años, con la inclusión de Raúl González Blanco, el “Gran Capitán”.

Además se dio el pistoletazo de salida a las grandes “Intros” que acompañarían a la saga varios años. Aquí el enlace del de esta edición:       Intro Fifa 98 – Road To World Cup

FIFA 98 se erige como el mejor FIFA del Siglo XX y la saga tardaría varios años en recuperar la frescura, la diversión y las cotas de adicción que generaron con este magnífico videojuego.


8/10
“El paso intermedio a la nueva generación”

Me gusta considerar 1997 como el último gran año de las 2D, el último año antes de que la gran mayoría de jugones se decidieran a dar el gran salto a eso que llamaban Play Station. Digo la gran mayoría porque, evidentemente, hubo muchos que compraron “La Play” el mísmo día de su salida, entre ellos mi tío, un jugón de los de toda la vida al que le debo mi pasión por este arte. Reflexiones aparte, 1997 fue el último año en el que disfruté de un FIFA en mi amada Super Nintendo y por eso es esta versión la que voy a comentar ya que la versión de Play Station es muy similar al FIFA 98 Road To World Cup, que comentaremos en breve.

Con el gran David Ginola en la portada, FIFA 97 se presentaba como el último perdigonazo de EA Sports en 2D, pero ya pensando mas en las versiones de nueva generación. Por ello, nos encontramos con una edición revisada y retocada de la versión 96 y poco mas.

Es por eso que nos encontramos con un sistema de juego muy similar al de las dos ediciones anteriores, el cual era muy bueno por cierto. El juego se mueve con fluidez, es muy divertido de jugar y no tan facil como pueda parecer en un primer momento ya que la dureza de la línea defensiva y la inteligencia de los porteros, ponen las cosas difíciles.

A nivel sonoro se nos presenta calcado al de años anteriores, lo que no es negativo, ya que la inclusión de sonidos reales de canticos y murmullo de ambiente, hace que el jugador se sienta inmerso en el estadio si cierra los ojos y se deja llevar por el sonido.

Si que es verdad, que hay que hacer un inciso en un apartado: la inclusión de los partidos de futbol sala. Son endiabladamente divertidos y se repeterían con acierto en la versión del año siguiente. Jugar con el mismo esquema de juego pero sabiendo que puedes hacer rebotar el balón en las paredes (ya que se juega en una especie de campo de hockey pero con parqué) hace que las posibilidades de hacer jugadas se multipliquen. Un gran acierto por parte de EA Sports, sobre todo por la decisión de incluirlo en las versiones “obsoletas” de su juego.

Es verdad que se le podría haber rebajado un poco la nota al juego por no presentar nada nuevo con respecto a anteriores ediciones salvo la actualización de plantillas y los partidos de fútbol sala, pero viendo lo que harían posteriormente con las versiones de Play Station cuando se comenzaran a solapar con las de PS2… mejor dejarle la nota que tiene y agradecer a los chicos de EA que nos regalaran un gran juego a los que nos decidimos a dar el salto a la nueva generación un poco mas tarde que los demás.

8,5/10
“Manteniendose en la estela del éxito”

Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Eso fue lo que, con toda probabilidad, pensarían en el estudio de EA al ver el enorme éxito cosechado por su FIFA95. Tras haber aguantado el primer envite de los nipones de Konami, EA Sports se preparaba para aguantar su segundo asalto al título.

Fifa 96 se presenta como un título continuista, sin mejoras importantes a nivel gráfico ni sonoro, pero con una mejora sustancial a nivel gráfico (eso sí, en la versión de PC). Lo que se denominó “Virtual Stadium”. Se trata de la primera representación tridimensional de un estadio de fútbol para poder jugar en el. Con jugadores en 2D pero un entorno 3D, se consiguió un efecto… digamos… peculiar. A un servidor, sinceramente no terminó de convencerle, además de que la recreación del campo era pobre (año 96, tampoco se podía pedir mucho más), la inclusión de los jugadores en 2D daba una sensación muy extraña.

El discutido “Virtual Stadium”

Independientemente de esta primera incursión en las 3D, lo verdaderamente importante era la consecución, por fin, de las licencias de la FIFPro, lo que que hizo que, por primera vez, los jugadores tuvieran sus nombres reales y se pudiera jugar con las plantillas actualizadas de la temporada 95-96.

Este año, los seguidores compraron el juego con los ojos cerrados, sabiendo que se trataba de un producto de inmensa calidad, que ya convenció el año anterior, pero con la mirada crítica de cualquier jugador experimentado, la cual comenzaba a demandar alguna mejora verdaderamente sustancial a una saga que comenzaba a sentir el aliento de ISS demasiado cerca.