Archivos para mayo, 2012

UNCHARTED 3: Drake’s Deception

Publicado: 24/05/2012 de ruben88fisio en Acción, Play Station 3

9/10

“Desenlace en la arena”

A estas alturas, hablar de Naughty Dog es hablar de éxito, de gusto por la calidad y de trabajo bien hecho. Uncharted y Nathan Drake son a PS3 lo que Halo y El Jefe Maestro son para XBOX: Verdaderas señas de identidad, imagen reconocible de la marca y auténticos títulos vendeconsolas. 5 años separan el desenlace de la historia de sus orígenes (2007: Uncharted: Drake’s Fortune ), en los que Nathan Drake se daba a conocer como un cazatesoros aventurero, sarcástico y rompecorazones. 5 años que han dado para tres juegos de gran categoría en los que se ha ido desenmarañando una historia de aventura, con una terna de personajes inolvidables y una calidad general dificil de superar.

Dicho todo esto, alabanzas a la trilogía aparte, debo expresar mi opinión sobre este gran juego, que no perfecto. ND ha conseguido imprimir un sello de identidad en esta saga desde varios aspectos que hacen que el juego sea inconfundible: Una recreación de parajes asombrosamente bellos, un diseño de personajes excelso, una banda sonora épica y con continuidad a lo largo de los tres juegos (algo que añade un punto de conexión importante), un perfecto doblaje al castellano (algo muy de agradecer) y un guión digno de una superproducción. Sin embargo, este último punto es el Talón de Aquiles del “punto y final” de las andanzas de Drake. Pese a contar con una trama muy bien hilada y de una duración suficiente para este tipo de juegos (unas 8 horas en Modo Normal), a lo largo de la aventura se suceden situaciones ya vividas en los dos primeros juegos (un Dejá Vù que le dicen) que le resta la originalidad que tenía el primero y el efecto de consolidación que tenía el segundo.

Marlowe quiere el anillo de Drake, ¿por qué será?

Como segundo punto negativo, Marlowe, la enemiga de Drake en el desenlace de la aventura, tiene maneras de villana de película, de mujer fría y calculadora, de arpía de uñas afiladas, pero no le llega a la suela de los zapatos a Zoran Lazarevic, el mastodonte que tenía Drake por enemigo en su segunda aventura (los iniciados en la saga sabrán de lo que hablo) a pesar de que ND ha tratado de imbuirle ese aire de mujer todopoderosa e imperturbable. Como último punto negativo he de decir que esperaba un final algo más trabajado. Tras unas 20-25 horas si sumamos los tres títulos, esperaba un desenlace algo más concluyente, sin tantos cabos sueltos y, por qué no decirlo, un poco más largo. Se queda uno con ganas de más en cuanto empieza a ver los créditos. En cualquier caso, estos detalles se quedan en meros puntos negros si los comparamos con las increibles virtudes argumentales de este juego. Drake comienza su andadura en Londres, tratando de vender su preciado anillo (del cual se conoce la historia completa) a un traficante. Sin embargo, la jugada sale mal y Sulley y Drake acaban tiroteados en un callejón, lo que da lugar a un flashback en el que conocemos a un joven Nate (de unos 14 años) y a Sulley con 20 años. Este momento marca el comienzo de su relación maestro-discípulo y enseña cómo el anillo llegó a sus manos. Sin decir mucho más para no spoilear la historia diremos que toda la escena de Londres estaba preparada para  recuperar un artefacto que les llevaría a la Atlántida de las Arenas, eje central de la trama. Una vez recuperado este artefacto Drake y Sully volverán a recorrer medio mundo para seguir desentrañando la historia de Sir Francis Drake.

Graficamente el juego ha dado un salto de calidad incontestable desde su primera aparición en 2007. Es uno de los títulos de PS3 con mejores gráficos del mercado. No se ciñe sólo a un buen diseño de escenarios y personajes sino que lo envuelve todo con unos efectos gráficos sublimes, una variedad de colores, luz, matices imperceptibles que unidos hacen que sea una de las experiencias visuales mas gratificantes que se puedan vivir en PS3. El primer Uncharted hacía hincapié en la textura de la vegetación y el agua. El segundo se centraba en la nieve y este tercero es el paraiso del fuego y la arena. Es un espectaculo ver los niveles del desierto, una arena que parece de verdad, que se separa a nuestro paso, se ahueca con nuestras pisadas y desciende por las dunas creando increibles efectos. El fuego es caso aparte, cuando jugueis el nivel del castillo francés lo entendereis. Todo este alarde de potencial gráfico se pone al servicio de la trama para crear secuencias verdaderamente adrenalíticas, situaciones en las que la tensión será la nota dominante y otras en las que podremos recrearnos con los parajes que ND nos regala. Es sin duda el juego más cinematográfico de la saga, plagado de situaciones límite como la escapada del crucero o la caida del avión (ambos momentos de verdadera tensión).

 

La evolución gráfica es notable

El apartado sonoro mantiene su nivel, lo que es un dato fantástico ya que pocos juegos alcanzan estas cotas de calidad. La banda sonora ha mantenido sus melodías principales adaptándolas al estilo oriental que predomina en esta última entrega. Las melodías acompañan perfectamente a cada situación lo que redondea la experiencia sensorial que nos ofrece el juego. Los efectos sonoros son fantásticos, con unos sonidos de armas muy bien implementados y un sonido ambiente muy realista. El apartado de voces es de sobresaliente. Siempre existe el debate entre recibir el juego en V.O.S. para no perder matices y tener la versión doblada. En este caso, el trabajo del equipo de doblaje es tan bueno que habría sido extraño que ND no contara con ellos para el cierre de su trilogía.

La madera y el fuego, malos compañeros.

En cuanto a jugabilidad, poco que contar. ND apostó por un estilo de juego a caballo entre las plataformas (género que dominan gracias a sus otras dos franquicias dominantes: Crash Bandicoot y Jak & Daxter ) y la acción en tercera persona. La combinación de géneros se encuentra muy bien equilibrada, acompañando a la acción con secuencias de sigilo (mejoradas desde su segunda parte). El control es completo, accesible y muy correcto, salvo por pequeños fallos que perjudican un poco sobre todo a la hora de buscar cobertura mientras se esquivan los ataques enemigos: Aquí a veces el control falla y nos deja vendidos. Por lo demás, de 10 como en las anteriores ediciones.

Poco más que añadir. Las aventuras de Nathan Drake terminan por ahora con el fin de esta Trilogía. Atrás quedan momentos míticos como el descubrimiento del submarino en mitad de la jungla en Uncharted, escapar del tren descarrillado en Uncharted 2 o del crucero vuelto del revés a lo Poseidón de Uncharted 3. Cierto es que esta última entrega es quizá la más fácil de todas, con una enemiga que no tiene el carisma y gancho de otros personajes y que el final peca de escueto y poco concluyente pero la Trilogía en conjunto pasará a la historia como uno de los mejores juegos de PS3 dejando a Nathan Drake, secundado por Sullyvan y Elena como uno de los mejores personajes del mundo del videojuego.