Archivos para noviembre, 2011

MORTADELO Y FILEMÓN: El Sulfato Atómico

Publicado: 26/11/2011 de ruben88fisio en Aventura Gráfica, PC

5/10

“Los agentes secretos más cutres contra la guerra bacteriológica”

Bueno pues tras PC MUS y Hollywood Monsters seguimos sumergidos en los sentimientos de añoranza, rebuscando en el cajón de los CDs para rescatar otro juego antiguo, un producto de Alcachofa Soft del año 1998. En esta ocasión, los creadores del genial juego Dráscula, nos traían una Aventura Gráfica basada en las andanzas de los agentes secretos más queridos por los aficionados al comic español. Ibañez y su prolífica imaginación nos llevaban regalando historietas de Mortadelo y Filemón desde hacía muchos años, algunas de ellas habían sido llevadas a formato de video en forma de dibujos animados y serían los toledanos de Alcachofa, los que nos darían la oportunidad de manejar a los dos super espías.

Una vez más, el Doctor Bacterio ha hecho de las suyas. Investigando en su laboratorio, intentando encontrar un compuesto para el control de plagas, ha sintetizado un sulfato que aumenta el tamaño de los insectos hasta tal punto que transforma una simple hormiga en un bicho del tamaño de un tanque militar. Por si esto no fuese poco, la fórmula es robada por el servicio de inteligencia de Tirania, país gobernado por el despótico tirano Bruteztrausen, el cual quiere iniciar (y ganar) una guerra bacteriológica. Ante este panorama, se recurre a la TIA, para que envíe a sus mejores agentes a recuperar el dichoso líquido. Pero como parece ser que los mejores agentes estaban de vacaciones, le dan dos billetes de autobús a Mortadelo y Filemón para que solucionen la papeleta. La historia está servida.

En el aspecto jugable, nos encontramos una Aventura Gráfica simple y de corte clásico. Todo en 2D, estilo dibujo animado. Valiéndonos simplemente del ratón y nuestra inteligencia, deberemos salir airosos de una aventura facilona y corta, pensada desde el punto de vista más comercial, intentando aprovechar una licencia con tirón y orientada al público infantil. No es muy complicado ir superando uno tras uno los puzzles que se nos presentan. De hecho, no hay apenas riesgo de quedarse atascado hasta los compases finales de la aventura, cuando sí que es cierto que hay un par de situaciones complicadas. El juego basa su tirón en los personajes y una historia basada en el comic, pero al que no sigue de forma lineal. Lo más divertido del juego son sin duda las hilarantes conversaciones telefónicas que podemos presenciar a lo largo de la aventura.

Gráficamente no es ningún alarde técnico. Entornos pobres, con poco nivel de detalle, unos personajes con gran tamaño en pantalla pero poco definidos. El juego se mueve a trompicones, sin fluidez en los movimientos de los personajes y la cámara, que es de scroll lateral en todo momento. Salta a la vista que estamos ante una producción de Serie B, con pocos recursos y poco afán por tapar estos fallos.

El sonido es pobre, con unas melodías repetitivas y de baja calidad. Las voces nos dan buenos momentos, con comentarios divertidos, sobre todo los de Mortadelo. Sin embargo, se nota mucho el salto de un corte a otro de sonido, con un ruido de fondo bastante molesto. Parece que lo hayan grabado con el micrófono del ordenador y la Grabadora de Sonido de Windows. Salvamos como hemos dicho antes, los buenos momentos que nos regalan con las conversaciones telefónicas.

En definitiva, un juego sin muchas pretensiones, que busca atraer a un público muy concreto gracias al cariño que se le tiene a sus protagonistas, orientado a un público muy concreto. Es un producto con muchos fallos técnicos, una duración escasa y que daba serios problemas de estabilidad, provocando salidas al escritorio en muchas ocasiones, con el consecuente puñetazo sinsentido al teclado y el recuerdo a los difuntos de Alcachofa Soft. Como último punto y para no dar tantos palos, el manual derrocha humor en cada una de sus líneas, merece la pena leerlo.

PC MUS

Publicado: 19/11/2011 de ruben88fisio en Estrategia, PC

6/10

“El poker a la española”

Antes de que el Poker Texas Hold’em llegara a nuestro pais, en las cafeterías universitarias y en los bares de nuestro pais se jugaba al Mus, ese juego de naipes español que a tantos amigos a unido y separado debido a que se juega por parejas. Recuerdo perfectamente que este juego de Círculo ASM llegó a mis manos un domingo de 1997, debido a que pertenecía al listado de la colección de “La Colección de Videojuegos del 97” entregados con el diario El Mundo cada fin de semana. En esa colección figuraban joyas como Dragon’s Lair o Igor: Objetivo Uikokahonia, de los cuales también hablaremos. La cuestión es que sin saber nada de mus eché unos buenos ratos gracias a las divertidas imitaciones que el juego incluye.

En cuanto a gráficos el juego es sobrio y sin alardes. Tiene una pequeña escena de introducción en la que vemos como un autobús va llegando a un pueblo remoto y para delante del bar de la pedanía. Un abuelete que había por la zona se apresura a entrar al bar para presenciar la enorme partida que va a jugarse en el interior, donde el elenco de jugadores está formado por lo más granado de la flora y fauna nacional de la época: Norma Duval, Jesús Gil, Felipe González, Ruiz Mateos… No tienen sus nombres reales debido a que no hay licencias, sin embargo son perfectamente reconocibles. También tienen su momento gente como Chiquito de la Calzada, Jose Maria García, Carmen Sevilla o Karlos Arguiñano (el camarero del bar). En definitiva, un circo.

El sonido es muy simple, no hay apenas FX y la música no pasa del menú. Lo que más destaca son los clips de audio con las imitaciones de los personajes. Cada uno tiene una forma de hablar diferente al pedir las cartas, al descartar una mano, lanzar un órdago… Hay personajes mejor imitados y otros peor. Al principio es divertido escuchar a la farándula, pero luego se hace ciertamente pesado ya que se repiten sobremanera.

Y en cuanto al juego… es Mus. El que sepa jugar tendrá mucho ganado y el que no… pues puede intentar aprender. El mus es un juego complejo, con muchas fases en la partida, en el que hay que manejar muy bien las cartas que llevas, saber mentir y estar muy pendiente a las señas que hace el compañero.

En definitiva, hay días que me quedo sorprendido de mi mismo cuando recuerdo juegos así. Seguro que mi amigo @AntonioSMarron opina lo mismo: Que de dónde me saco este tipo de juegos. Pues aquí os lo dejo: PC Mus, una perlita española.

HOLLYWOOD MONSTERS

Publicado: 14/11/2011 de ruben88fisio en Aventura Gráfica, PC

9/10

“La fama puede hacerte pedazos”

Volvemos a sumergirnos en el mar de las aventuras gráficas clásicas, ese género que ha dado tan buenos títulos como The Day of the Tentacle, Broken Sword, Secret Files, Runaway o este propio Hollywood Monsters, que salió a la luz en el año 1997, desarrollado por Péndulo Studios y distribuido en un principio por la defenestrada Dinamic Multimedia (¿recuerdan PC Futbol?) y posteriormente por FX Interactive en su reedición para Windows XP. El género de la Aventura Gráfica es sin duda uno de los baluartes de la industria del PC, con sus épocas álgidas y sus épocas de olvido, pero que siempre combinan una serie de componentes que en este producto se complementan a la perfección: Una buena historia, una nómina de personajes carismáticos y una serie de puzzles bien hilados. Hollywood Monsters forma parte de los Tops de Aventura Gráfica, contando con 14 años a sus espaldas y con el orgullo de ser un producto nacional.

Sue Bergman, periodista de The Quill, conduce en dirección a la finca del magnate Hannover, donde esta noche se entregan los premios Hollywood Monsters, o lo que es lo mismo, los galardones que reconoces a los mejores actores del cine de terror del año. Al llegar, Sue se encuentra una fiesta descomunal con presencia de célebres figuras del cine de terror de entre los años 30 y los 50 como Drácula, el Hombre Invisible, el Hombre Mosca... Sue tiene la intención de entrevistar al monstruo de Frankenstein para publicar el artículo en su periódico al día siguiente, sin embargo, no aparece por la fiesta. Tras enterarse de que se encuentra en la bodega y conseguir llegar a ella (no es demasiado fácil sortear al pegajoso Hannover) llega a la bodega y comienza a hablar con Frankestein. Éste está aterrado por algo que ha visto en la fiesta, de ahí que se encuentre escondido. En ese momento se apagan las luces, Frankestein desaparece y Sue es secuestrada. Ron Ashman, compañero de Sue, llega a la escena del secuestro a la mañana siguiente, al percatarse de que su compañera no ha aparecido por la redacción esa mañana. Al hablar con los pocos invitados que aún quedan en la fiesta, consigue recuperar la cinta de la grabadora de Sue y tarda poco en averiguar que alguien tiene algo contra Frankie. Una oscura trama de mentiras e intereses ocultos que ha acabado con Frankestein despedazado y metido en las bases de los galardones de los Hollywood Monsters y con Sue desaparecida. Le tocará a Ron resolver el misterio, encontrar a Sue y reconstruir a Frankie.

Aventura Gráfica de corte clásico o, lo que es lo mismo, “Point and Click”. Nada de 20 botones de acción ni de combinaciones endiabladas. Un ratón, mucha capacidad de atención y paciencia, mucha paciencia. Péndulo Studios nos plantea unos puzzles endiabladamente difícil, no aptos para jugadores no experimentados y que nos harán tirar de consejos/pistas/guía en momentos de absoluta desesperación. El elevado nivel de dificultad hace que el juego sea mas duradero, pero a costa de los nervios de los jugadores, de todas formas es un juego que gusta jugar por diversos motivos. Siguiendo con la jugabilidad nos encontramos que sigue las directrices de toda aventura gráfica, una barra de comandos o acciones (Hablar, dar, coger, abrir…) y una barra de inventario que representa nuestros bolsillos (increíble lo que cabe en la gabardina de Ron). Con esto y nuestra perspicacia, vamos sobrados. Habrá momentos en los que tendremos que elegir la combinación exacta de frases para avanzar, otras en las que tendremos que combinar objetos, situaciones en las que estando en Transilvania tendremos que viajar a Suiza para coger un objeto y volver a Transilvania para seguir avanzando… Los que gustan de jugar a este tipo de juegos (hola a todos ellos, yo soy uno de ellos…) sabrán de lo que hablo. De todas formas, se hace ciertamente pesado en ocasiones el hecho de tener que barrer toda una pantalla con el puntero en busca de algo tan insignificante como una gominola (sí, una gominola) que no se ve a simple vista.

Gráficamente el juego presenta un estilo visual muy atractivo, con aspecto de dibujo animado, con una caracterización de personajes sorprendente (increíble ver a Drácula con evidentes problemas de peso o al hombre lobo como un galán de cine clásico) y una variedad de entornos muy grande y con un diseño muy cuidado. No hay nada en 3D, recordemos que el juego es del año 97. Sigue el estilo de otras aventuras de la época como la mencionada Broken Sword, aunque no con ese nivel de detalle que alcanza la obra maestra de Revolution Software. El hecho de que todo sea “hecho a mano”, estilo dibujo animado, es lo que dificulta la búsqueda de objetos en el escenario, ya que nada resalta sobre nada, salvo que nos fijemos muy bien, así que depende de nosotros encontrar ese mínimo item que falta para poder seguir avanzando.

El aspecto sonoro es redondo, desde las voces a la música (el tema con el que se abre el juego está interpretado por La Unión, grupo del que me confieso seguidor, a pesar de ser de una o dos generaciones anterior a la mía). El sonido ambiente está en un nivel bastante aceptable, aunque repetitivo en ocasiones si nos mantenemos en el mismo escenario. Esto es debido a que se trata de clips de sonido de corta duración que se repiten, tanto con la música ambiental como con los sonidos (pájaros, aullar de lobos en Transilvania…). Lo que sí que son absolutamente brillantes son los diálogos. Más de 2 horas de líneas de diálogo grabadas por dobladores profesionales y que rayan a un nivel altísimo. El juego rezuma humor negro por todas partes y eso es gracias al enorme trabajo de guionistas y dobladores. Si queréis una muestra de lo ácido que puede ser el juego, clicad aquí y mirad los últimos 30 segundos… sin palabras.

Poco más que decir sobre una Aventura Gráfica que encandila, que engancha desde el primer minuto gracias a su atractiva historia, el poder de sus personajes, su desternillante humor, la cantidad de guiños al cine de terror de época… Una serie de características que llaman la atención y consiguen llegar al jugador. Para terminar, me gustaría añadir que recientemente (en este mismo año 2011) Péndulo Studios ha publicado la secuela “indirecta” de Hollywood Monsters, se trata de The Next BIG Thing o Hollywood Monsters 2.

SUPER MARIO 64

Publicado: 02/11/2011 de Polar en "25 años con Mario", Nintendo 64, Plataformas

10/10 “Una aventura de mucho más de 5 estrellas”

Y es que la primera incursión de nuestro querido fontanero en las 3D solo puede catalogarse como sublime, una obra maestra del género plataformero que fue puesta a la venta en el año 1996 en Japón como uno de los títulos que acompañaron el lanzamiento de la Nintendo 64, aunque no llego a nuestros estantes hasta Marzo del año siguiente. El juego se desarrolló en apenas dos años, pero Shigeru Miyamoto ya había pensado en un juego en 3D cinco años antes, y se pensó el lanzarlo en la SNES mediante la utilización del chip Súper FX, pero las limitaciones de este sistema lo impidieron. Sin embargo, Miyamoto continuó desarrollando los conceptos del juego y nunca deshechó la idea.

Como pasó en su momento con Super Mario Bros y las 2D, Super Mario 64 supuso un gran impacto para los juegos de plataformas en 3D, fue una auténtica revolución que influenció lanzamientos posteriores durante años y aún hoy se le considera uno de los títulos pioneros de los entornos 3D en general.

El argumento, como en la mayoría de los juegos de Mario, es muy sencillo. Mario recibe una carta de la Princesa Peach en la que invita a Mario a su castillo a tomar tarta. Cuando Mario llega, los Toad sirvientes de la princesa le cuentan que Bowser ha invadido el castillo y encerrado a la Princesa y a los demás sirvientes dentro de él usando el poder de las estrellas del castillo. Muchas de las pinturas del castillo son portales hacia otros niveles, en los que los secuaces de Bowser custodian las estrellas. Mario debe buscar los portales y entrar a ellos para recuperarlas.

A pesar de tratar de mantener los elementos característicos de la saga, el paso de las 2D a las 3D provocó una serie de cambios en la forma de avanzar por el juego, transformando los clásicos niveles en los que el objetivo era avanzar hasta llegar a la meta, en vastos entornos tridimensionales en los que debíamos encontrar estrellas (120 en total, repartidas a razón de 7 en cada uno de los 15 niveles, y 15 escondidas en el mapa principal desde el que accedes a dichos niveles y que sirve también para practicar los controles) realizando múltiples y variadas misiones, que podían incluir la derrota de algún enemigo poderoso, coleccionar una cantidad de monedas, resolver puzzles, competir en una prueba de velocidad, o incluso ¡rescatar a un

pingüino!, enfatizando como nunca antes el componente de exploración, obligándonos en ocasiones a barrer hasta el último rincón de un nivel en busca de esa escurridiza estrella que nos falta, por lo que la duración del juego era bastante elevada si buscábamos completarlo al 100% (solo 70 estrellas eran necesarias para llegar a la batalla final.)

La curva de dificultad estaba perfectamente ajustada, haciendo que obtener las primeras estrellas fuera poco mas que un tutorial para acostumbrarnos a los nuevos controles, pero llegar a conseguirlas todas se convirtiera en un auténtico reto para los más expertos, una característica propia de los juegos de Mario (un jugador principiante puede completar la historia, pero solo un jugón experimentado puede afrontar todos los desafíos posteriores). Se añadió también un nuevo sistema de energía/aire y nuevas habilidades ofensivas para Mario, además del clásico salto, para hacer la aventura mas variada y sencilla. Los clásicos power-ups también fueron sustituidos, en este caso por gorras, que otorgaban a Mario invencibilidad, invisibilidad, o la capacidad de volar durante un tiempo limitado, imprescindibles en ocasiones para recoger alguna estrella en concreto o acceder a ciertas zonas. Además, recuperar energía era tan simple como recoger algunas monedas, y encontrar vidas extra no era excesivamente difícil.

Los gráficos eran un perfecto ejemplo de la potencia de los 64 bits: entornos en 3D poligonales, muy grandes, complejos y coloridos, un diseño cuidado de los personajes, muchos elementos con los que interactuar… todo era único, fácilmente reconocible, y con esa gracia especial que solo se puede encontrar en un título de Mario. El sistema de cámaras, uno de los elementos del juego que más tardaron en implementarse debido a su complejidad, nos permite cambiar entre una distancia media o cercana a Mario en algunas zonas, mientras que en otras presenta un plano fijo, sobre todo en aquellas zonas en las que se da mas prioridad a avanzar por el nivel que a la exploración (enfrentamientos con Bowser).

La música estaba compuesta por el mítico Koji Kondo, responsable de casi la mayoría de las melodías incluídas en la saga de Mario, utilizando material nuevo casi en su totalidad, y algunas melodías de juegos anteriores reeditadas. También se incluían muchos sonidos para los enemigos, como gruñidos o risas, y fue uno de los primeros juegos en incluir actores de voz para Mario, Peach y Bowser (Charles Martinet, Leslie Swan, Issac Marshall). Todos estos elementos componían un apartado sonoro divertido y desenfadado, que nos hacía recordar fácilmente las alegres melodías, y nos arrancaba una sonrisa con la graciosa voz de Mario.

Todos estos elementos unidos conformaron uno de esos títulos que nunca te cansas de volver a jugar, un objeto de coleccionista imprescindible en la memoria de cualquier jugador, un hito en la historia de los videojuegos, con más de 11 millones de copias vendidas que avalan su indiscutible calidad. Si tuviste la suerte de poder poner tus manos en él, enhorabuena, sino te recomiendo fervientemente que te hagas con él.