Archivos de la categoría ‘Lucha’

Comix Zone

Publicado: 28/02/2011 de ruben88fisio en Lucha, Sega Mega Drive

8,5/10
“Puñetazos de tinta”

Volvemos a retomar el género del Beat’em Up, el género de la lucha que tan de moda se puso en los 90 gracias a juegos como Final Fight, Mortal Kombat y un sin fin de títulos de altísima calidad. En el año 1995, Sega puso a la venta uno de los juegos de lucha más originales, adictivos y también difíciles de los que recuerdo: el genial Comix Zone.


Sketch Turner, dibujante y músico de rock (con un cierto parecido a Master Miller, de Metal Gear Solid) se encuentra en su estudio de Nueva York trabajando durante una noche tormentosa en su nueva publicación: Un nuevo comic llamado “Comix Zone”. De repente, cuando la tormenta llega a su punto álgido, cae un rayo que hace que, incomprensiblemente, Mortus, el villano del comic tome vida y se salga de las páginas, consiguiendo lanzar a Sketch a su propio mundo de tinta. Ahora Turner se tiene que enfrentar a su propia imaginación, a una mezcla entre sus pesadillas y sus sueños mas inverosímiles si quiere salir con vida de la encerrona que Mortus le ha preparado, ya que el lider de los invasores mutantes, tiene la capacidad de alterar cada una de las viñetas por las que Sketch se moverá gracias a que ahora él es el dibujante. Nada más “aterrizar” en el mundo de tinta, Sketch se topa la General Alissa Cyan, que identifica a nuestro héroe como “El Elegido” (“The Chosen One”) a pesar de los intentos de Sketch por hacerle ver que es un hombre normal. Alissa le proporciona algo de equipamiento y le explica a grandes rasgos la misión. Comienza nuestra lucha contra las hordas del mal.

Decir que el juego luce un estilo comic muy acertado sería una perogrullada, pero es la realidad. La estética de dibujo animado está muy bien aplicada y el juego tiene un estilo visual muy impactante, con unos efectos visuales muy llamativos (podemos ver llover, explosiones…) y con una variedad de modelados bastante alta. La paleta de colores es muy amplia y la elección de los colores depende del nivel en el que estemos, consiguiendo un efecto diferenciador muy bueno.

El sonido es bastante bueno, con unas melodías pegadizas y con gancho que nos ayudan a mantener el alto ritmo de golpes que tendremos que imprimir si queremos salir adelante en cada una de las viñetas. Los efectos de sonido no son muy variados (golpes, explosiones y poco más) pero cumplen con su cometido con bastante eficacia.

En el aspecto jugable, nos encontramos con un beat’em up al uso. Contamos con una serie de combos básicos de puñetazos y patadas, podemos atacar agachados y en salto. Aparte tenemos la posibilidad de cubrirnos y de utilizar diversos elementos interactivos del escenario en nuestro favor, como vigas, bidones, etc. Tenemos un inventario con tres slots en los que guardar botiquines, cuchillos, explosivos y nuestra inseparable mascota, que nos ayudará en más de una situación. Los enemigos tienen un nivel de dificultad variable, siendo algunos extremadamente sencillos de superar y otros bastante peliagudos. En determinadas viñetas se nos da la posibilidad de elegir entre dos caminos diferentes para continuar la fase, lo que le da un punto más de interés al desarrollo. Al finalizar cada misión se nos contabilizarán nuestros aciertos, dándonos una puntuación que sirve para ir rellenando un medidor de “Superheroe”.

En definitiva, Comix Zone es un juego que seguramente no habría tenido un gran éxito ni habría sido recordado de no ser por su original planteamiento y el gancho de sus personajes, lo que le hizo desmarcarse de un sin fin de competidores en su época.
Anuncios

Tekken

Publicado: 28/10/2010 de ruben88fisio en Lucha, Play Station

8/10

“El comienzo de la trama de la familia Mishima”
Y es que si de algo puede presumir Namco con su Tekken es del magnífico hilo argumental que conecta todas las ediciones de esta saga, una de las mejores dentro del género de la lucha (con permiso de los fans de Virtua Fighter). En el año 1994, Namco lanzó la primera versión de Tekken para máquinas recreativas y, merced a su gran éxito, un año mas tarde (a finales de 1995), se realizó la conversión pertinente para que los usuarios de la nueva Play Station (llevaba poco mas de un año en venta) pudieran disfrutar de esta nueva joya del género de  la lucha.

Heihachi Mishima, magnate de los negocios y experto en artes marciales, es el dueño de la megacorporación “Mishima Zaibatsu”. Tras meditar sobre el nombramiento de un heredero, decide convocar el 1er Torneo del Puño de Hierro, enfrentando a los mejores expertos en artes marciales del mundo, con el objetivo de llegar a la final y enfrentarse contra él mismo. Si consiguen ganarle (aún se mantiene invicto), se quedarán con su consorcio empresarial. (Ahora viene el componente de culebrón japonés) Heihachi tiene un hijo, Kazuya Mishima, que debería ser el heredero natural de su fortuna. Sin embargo desde su mas tierna infancia, Heihachi consideró a su hijo como una oveja negra dentro de la familia, creyendo que no era lo suficientemente bueno como para heredar su imperio. Ante las reticencias de Kazuya, Heihachi combate con él y, tras derrotarlo, lo arroja a un acantilado. Si Kazuya consigue sobrevivir a la caida, será merecedor de su imperio. Kazuya sobrevive, tras haber hecho un pacto con el demonio, en el que éste le ofrece restaurar su fuerza y su vida a cambio de su alma. Ahora Kazuya ha vuelto, sediento de venganza, para combatir en el Torneo del Puño de Hierro y derrotar a su padre.

El control del juego presentaba una forma bastante novedosa de asociar los botones. Frente a un juego como Street Figther,en el que de los cuatro botones del mando, dos son para puñetazos (uno fuerte y uno normal) y dos para patadas (idem de lo anterior), en Tekken, cada botón se asocia a una extremidad, por lo tanto, si pulsamos “X”, lanzaremos una patada con la pierna derecha y el “O” servirá para lanzar la pierna izquierda, por ejemplo, igual que con los puños. Con este mapa de controles y combinándolos con la cruceta, se obtiene un abanico de movimientos, llaves y técnicas muy variado, que hacen de los combates algo extremadamente divertido e impredecible, teniendo que ajustar nuestro estilo al luchador que manejamos y al luchador con el que nos enfrentamos. Con este control nos enfrentamos a un sistema de combates 1 VS 1 en el que vamos pasando rondas hasta llegar al Final Boss (Heihachi en este caso). También tenemos un modo entrenamiento para practicar y llegar a ser expertos.

Gráficamente, el juego no era un portento, pero considerando que la consola comenzaba su andadura y que quedaba un gran margen de mejora (como demostraron con Tekken 2 y el magnífico Tekken 3), tampoco se les puede reprochar nada a los chicos de Namco. Si que es cierto que los luchadores son perfectamente reconocibles y se mueven de una forma bastante coherente, gracias a la captura de movimientos y al buen hacer del estudio. Los escenarios son basados en localizaciones reales pero se presentan vacíos y pequeños.

En el apartado sonoro, tenemos varias categorías, todas con una calidad bastante notable. La música ameniza los combates sin llegar a interrumpir o a resultar cargante. Los sonidos de los luchadores (como sus quejas o gritos de guerra) son bastante diferentes unos de otros, haciendo que sea fácil distinguirlos sólo por el sonido. Y en cuanto a los sonidos de batalla, son propios de una película, en el que se acentúa el sonido de los golpes y caídas para darle al conjunto un aire mas espectacular.

En resumen, nos encontramos ante el inicio de, a mi parecer, la mejor saga de juegos de lucha de la historia del videojuego. Una primera entrega que sentaba las bases jugables de las entregas venideras y que hizo que comenzásemos a manejar a unos personajes que se harían fijos en la saga, algunos tan míticos como Lee, Paul o el propio Heihachi.

FINAL FIGHT

Publicado: 18/07/2010 de ruben88fisio en Lucha, Super Nintendo Entertaintment Sistem

6,5/10

“Repartiendo estopa por los bajos fondos de Metro City”

En 1990 aparece Final Fight, de la mano de Capcom, en la Super Nintendo, videoconsola de 2ª generación de la empresa de la gran N.

La historia nos cuenta la épica aventura de Haggar y Cody (a los que se les suma Guy en “Final Fight Guy”) a través de Metro City con el fin de rescatar a la hija de Haggar, Jessica, de las manos de la organización “Mad Gear”.

Eligiendo bien a Mike Haggar (padre de Jessica y alcalde de la ciudad) o a Cody (novio de Jessica) debemos soltar los brazos y las piernas para repartir justicia entre todos los maleantes, personajes de los malos fondos y jefes finales de cada fase de Metro City.

El desarrollo de este juego es el universal de todos los juegos de Beat’em Up de la época: 

– El personaje se desplaza siempre hacia adelante en un entorno plano 2D enfrentándose a todo personaje que aparezca en pantalla.

– Hasta que no se haya eliminado toda resistencia en la pantalla, no se avanzará hasta el siguiente punto.

– Contamos con una barra de vida que puede ir recuperándose con diferentes items. Si reunimos un número de puntos determinados obtenemos otra vida.

– El juego tiene un número determinado de “continues” después de los cuales se acabó la partida.

– No hay opción de salvar la aventura en ningún momento.

En este tipo de juegos, el argumento termina por ser algo secundario, ya que lo importante es el rato de diversión que permite obtener y aquí Capcom si acertó. Unos protagonistas bien diferenciados que se adaptan a dos estilos de juego opuestos, una variedad de enemigos suficiente como para que no parezca que siempre le estamos zurrando al mismo personaje y unos jefes finales que hacen sudar la gota gorda.

En definitiva, un juego para pasar un rato divertido soltando adrenalina sin pensar mucho en las implicaciones del argumento ni en que va a suceder después.